Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, personalizar y analizar su navegación y opcionalmente, ofrecer publicidad.
Si continúa navegando está aceptando su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en la política de cookies.
Logotipo de las Palas Cántabras Palas Cántabras: Fuerza, Habilidad, Precisión y Nobleza Obras de Mariano Pérez López

El Juego

…”La pelota ha de jugarse en vuelo continuo de pala a pala, manteniéndola en el aire el máximo tiempo posible sin que toque el suelo. Puede hacerse por parejas o uno para dos. El deporte del juego de palas, tanto en lo físico como en lo ético, reúne condiciones que lo diferencia de otros. En este juego, no se gana, ni se pierde. Se disfruta. Un jugador lanza la pelota al otro jugador, rápida y con la máxima precisión, y éste, a su vez, debe recibirla y devolverla más suave e igualmente precisa, logrando así un juego difícilmente superable en fuerza, reflejos, habilidad y nobleza”….


…”Nació en la playa, pero se puede jugar en cualquier terreno”…

…”La pelota puede alcanzar los ciento treinta kms. por hora. Devolver con precisión desde 10 ó 12mts. a esa velocidad, es algo que raya en lo imposible. Lo consiguen los palistas de élite. A mitad del juego, la pareja que hizo el juego rápido lo hará más lento y viceversa. Este juego hace olvidar problemas, es un antídoto que levanta el espíritu, crea amistades y mantiene en forma hasta edades avanzadas”…


…”Los jugadores que consiguen mantener la pelota a ese ritmo y con la sonoridad que imprime su repalateo, llegan a experimentar una gran y placentera emoción”…

…”La élite de nuestros jugadores ha alcanzado una calidad tan brillante, que jóvenes de otras regiones y nacionalidades se interesan por aprender su técnica.

…”Nació en la santanderina Playa de la Magdalena, en el año 1928, y desde entonces lo juegan miles de aficionados de ambos sexos y de todas las edades:

…”Simón Isasi, árbitro de fútbol y excelente pelotari; Sotero; Fede, fotograbador de Alerta; Arana, empleado de Alerta; San Juan, relojero; Pedro Cavadas; Manolo Soto, excelente amigo y compañero deportivo; Pedro Santoyo; Pereda, almacenista de frutas; Andrés, peluquero; Francisco, fotógrafo; Manuel Gancedo; Angel de la Hoz, fotógrafo; José María Sanz (Cioli); Luisón; Eloy Iruela, fallecido trágicamente; Julián, de Almacenes Láinz; Eulogio Amavisca; Roberto Bustamante; Julio Casal, presidente del Club Alpino Tajahierro; Basterrechea, Menchaca, relojero; Fermín, maravilloso palista; José Antonio Cervera (Polo); Doctor Abaitua; José Miguel Rodríguez, gran amigo; Eduardo, modelista, poseedor de la pala más bella, construída por él y compuesta por más de treinta piezas, muerto trágicamente; Jerónimo; José Bustillo; Pablo Francés; Celso Núñez y decenas de excelentes palistas de las playas de Santander, que llenarían páginas enteras, y con los que he compartido en alguna ocasión a lo largo de los años, memorables partidas de palas y amistad, forman el ayer de este deporte nuestro…”


Marianín, Eduardo, Angel y Bustillo, mediados de los años 70.

…”El Juego de Palas Cántabro de Exhibición está conseguido. Lo juegan miles de personas de ambos sexos. Es sano y completo y quizá el único juego en el que no se cuentan tantos. Ni se gana, ni se pierde. Pero podríamos conseguir además, que fuese también un Deporte de Competición, creando unas sencillas reglas que lo hiciesen posible.

…”La diferencia entre juego de exhibición y el de competición, consiste en que hay que contabilizar los tantos y hacer una acotación en el terreno de juego, que quedaría dividido por dos redes bajas, por encima de las cuales, los jugadores realizarían el juego, y detrás de ellos, otra red de mayor altura. Si la pelota toca la red trasera del campo contrario porque el jugador no ha llegado a darla con la pala, el tanto lo ganaría el jugador que lanzó la pelota.

…” La mayor grandeza que puede alcanzar un deporte, es llegar a ser olímpico. Y si deportes como el pin-pon, o el voleibol lo han conseguido, ¿porqué no soñar que algún día nuestras Palas Cántabras lleguen a competir a nivel mundial por ganar medallas para nuestra tierra en una Olimpiadas?


Pruebas con el dispositivo para hacer competitivo el Juego de Palas Cántabras.

Desde ese ayer de las palas que Mariano nos ha relatado en retazos sacados de sus memorias, a nuestro hoy, el número de practicantes del juego de las palas ha aumentado de forma espectacular. Se celebran campeonatos en diferentes playas, y con la apertura de las primeras 24 horas de palas en la playa del Camello en el mes de julio de 1996, y gracias a la admirable labor realizada por el inolvidable Jaime Martín Silva, se consiguió que nuestro deporte entrara en el Libro Guinness de los Records correspondiente al año 1997, al lograrse que jugaran 100 palistas divididos en cinco grupos de veinte cada uno, ininterrumpidamente, desde las 12 del mediodía del sábado 27, hasta las 12 del mediodía del domingo 28.

Este Mariano, pionero y jugador itinerante, que no dejó a lo largo de su dilatada vida ni un solo rincón de nuestras playas cántabras sin el hábil y certero toque de su pala, que vivió con pasión desde aquellos lejanos quince o dieciséis años su afición por este deporte por él creado, fué a sus ochenta y cuatro años, quien hizo, junto con Cioli, el saque de honor de aquellas primeras y exitosas 24 horas de Palas.


Mariano entrevistado por televisión con motivo de las primeras 24 Horas de Palas Cántabras.


Reunión de Mariano con veteranos del Juego de Palas Cántabro, en la que se dieron datos, fechas, lugares, fotografías, nombres y apellidos de 1ª mano, sobre el orígen de nuestro Cántabro Juego.