Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, personalizar y analizar su navegación y opcionalmente, ofrecer publicidad.
Si continúa navegando está aceptando su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en la política de cookies.
Logotipo de las Palas Cántabras Palas Cántabras: Fuerza, Habilidad, Precisión y Nobleza Obras de Mariano Pérez López

Mariano Pérez

El deporte es a los pueblos un complemento de su etnografía, paralela a su cultura.

De la comunión de estos valores, deporte y cultura, resulta un puesto destacado en el seno de la civilización.

La Grecia Helénica, emporio de cultura y deporte, fuente civilizadora que regó de belleza y armonía a los pueblos que supieron aprovechar influencias tan poderosas como son Cultura y Deporte, principios básicos de las razas que aspiren a ser culturas bellas y fuertes.

Los pueblos en los que el trabajador y el universitario se confunden en el estadio, evocando con la flexible agilidad de sus músculos a los helénicos, se verán colmados de Sénecas, Horacios y Apolos y el cincel de su arte sabrá colocar en su puesto el monumento básico del trabajo.

El deporte es lenitivo cuando la fatiga espiritual atormenta, y bálsamo que puede curar muchas dolencias, cuando el que lo practica lo hace con el orden de una buena orientación.

Por desgracia, el deporte moderno gira en su casi totalidad alrededor de una divisa que todo lo envenena, el dinero.

Los atletas se despedazan con furor buscando con su esfuerzo, no la meta en que espera la perfección física y sus laureles, sinó la que espera el dorado metal.

¡Qué pocos alcanzan esta meta y cuántos son los que caen reventados antes de vislumbrarla!

¡Qué distantes estamos! ¡Cuánto nos falta por llegar a aquella meta cubierta de laureles, de sabios y de poetas, que inmortalizaron el deporte y la belleza con cinceles y poemas!.

HELÉNICOS, vuestra antorcha olímpica sigue iluminando el mundo.

Mariano Pérez
01/11/1938